Todo Piscinas

Los iones de cobre y plata aportados en pequeñas cantidades destruyen los microorganismos presentes en el agua, incluso los protozoos cloro resistentes. La vida útil de estos iones puede durar meses. Su funcionamiento es simple, actuando como potentes bactericidas en la pared bacteriana, e induciendo la lisis celular y la muerte de los elementos extraños. Es muy usado en para evitar la legionella porque elimina el biofilm adherido a tuberías y zonas opacas al tratamiento. Su uso se ha extendido a piscinas, torres de refrigeración y depósitos de agua potable.

Con este sistema se logran dos funciones: antialgas y desinfectante, y floculante. Con ello se logra mejorar la calidad del agua de la piscina con un alto grado de desinfección y limpieza, elimina la aparición de algas y todo ello sin la adición de ningún producto químico. También, al eliminar el uso de floculantes, se aumenta el rendimiento de los filtros, con una transparencia de agua excelente, y disminuyendo el gasto de cloro.

El coste no es excesivo, siendo menor que el del sistema de control automático de cloro y pH. Es muy adecuado para piscinas de pequeño tamaño, y/o exteriores, que suelen tener mayores problemas de algas. Sin realizar una inversión económica muy grande se logra un gran salto de calidad en el agua de la piscina.

Se debe recordar que el uso de ionización cobre y plata, aunque supone un gran ahorro de cloro y ácido, no lo elimina. Pero al reducirlo se evita su olor y sabor, los ojos irritados o la piel reseca por el uso de productos químicos. Además reducirá considerablemente el trabajo de mantenimiento.

Se puede combinar el tratamiento de ionizacion cobre plata con el de cloración salina, siendo un tratamiento perfecto para piscinas privadas exteriores que requieran una gran calidad de agua con un mantenimiento casi nulo. Si se combina con un controlador automático de producción de cloro y dosificación de ácido se logra un mantenimiento automático.

Ventajas

  • No desestabiliza el pH del agua.
  • Elimina el gasto de antialgas y reduce el de cloro.
  • Se reducen los efectos negativos del cloro, al ser menor su cantidad en el agua.
  • Fácil instalación.
  • Considerable reducción en trabajo y gastos de mantenimiento.
  • Compatible con cualquier sistema de tratamiento de agua.
  • Transparencia del agua.

Se debe tener en cuenta que los datos expuestos pueden variar del equipo usado, tamaño de la piscina... Se debe consultar con el fabricante para conocer el tratamiento más adecuado para cada piscina.

Empresas destacadas

¿Quieres anunciarte aquí?