Todo Piscinas

Una vez acabada la temporada de baños, se debe preparar la piscina privada para su hiberanción, con el fin de facilitar su recuperación para la siguiente temporada. Al ser el agua un bien escaso, con restricciones en algunas comunidades, se deben plantear alternativas que permitan la conservación del agua hasta tres temporadas.

Cuando la temperatura del agua es inferior a 15ºC, es el moemento de comenzar la hibernación de la piscina. Para ello, le aconsejamos los pasos que debe seguir:

  • Limpiar la piscina, frotando las paredes y pasando el limpiafondos.
  • Analizar el pH y ajustarlo para que este entre 7,2-7,6. Tener desajustado el pH inplica un gasto mayor de desinfectante.
  • Hacer una cloración de choque con dicloro o cloro rápido, para tener el agua perfectamente desinfectada antes de añadir el invernador.
  • Dejar en funcionamiento el filtro.
  • Al día siguiente puede añadir un producto invernador, dejando el filtro en funcionamiento unas 8 horas, para que se distribuya bien. Estos productos evitan la proliferación de bacterias o algas responasables de que el agua se pudra y la formación de incrustaciones de cal durante el invierno.
  • Volver a medir el nivel de pH y ajustarlo si es necesario.
  • Limpiar el filtro al día siguiente para que no quede nada que pueda estropear el agua dutrante el invierno.
  • Si el clima es frío, el nivel del agua debe estar por debajo de los skimmers, vaciando las conducciones y el filtro, colocando algún objeto flotante en la piscina que sirva como amortiguador de la presión del hielo. Si el clima es templado, haga funcionar el filtro peridicamente.
  • Cubrir la piscina con una cubierta para evitar la caida de hojas, polvo...
  • Repetir la adición del producto invernador a mitad de la temporada invernal, a mediados de febrero para preparar la piscina para su futuro uso.

 

Empresas destacadas

¿Quieres anunciarte aquí?